Menú Cerrar

Un importante rebrote del “Ebola del conejito” preocupa en el panorama mundial

En medio de la pandemia por coronavirus que está afectando a gran parte del mundo, apareció el brote de un virus en conejos y liebres domésticos y salvajes de Estados Unidos y México, con alta mortalidad. En Texas, por ejemplo, murieron 200 animales en menos de dos días y en Nuevo México se enfermaron más de 500.

El ébola del conejito, otro virus peligroso

Este virus hemorrágico, el RHDV2, es llamado “el ébola del conejito”, por la similitud en la forma de actuar con dicho virus, y por afectar mayormente a los conejos, aunque es distinto del ébola que afecta a las personas. No es nuevo, dado que ya había aparecido en Estados Unidos un par de años atrás, y aunque hasta el momento solo enferma a los animales, existe el temor de que pueda llegar a transmitirse a los seres humanos. Pero este virus no es el único que ha afectado a especies animales provocando epidemias en los últimos años. Uno muy conocido fue el virus de la gripe porcina, H1N1 que enfermó a los cerdos y luego una cepa del mismo se transmitió a los seres humanos, provocando una pandemia en 2009, la que precedió a la del actual coronavirus. Años atrás, también la gripe aviar, H5N1 no solo afectó a las aves de corral, sino que se transmitió a una persona por primera vez en Hong Kong en 1997 y aunque este virus llegó a Europa, Medio Oriente y África, el número de personas infectadas fue menor a 300 en todo el mundo.
La coexistencia en el mundo de distintos virus letales como el ébola en África, la gripe porcina en China, el coronavirus global que provocó el colapso del sistema de salud, incluso en países desarrollados como Estados Unidos o Gran Bretaña, y la influenza que afecta todos los años a más de mil millones de personas en todo el mundo y provocó la muerte de más de 650.000 personas en 2019 según datos de la OMS, hace sonar alarmas cuando surgen brotes de virus en animales  por la posibilidad y el gran peligro de que pudieran transmitirse a los seres humanos, por eso cualquier brote es mirado con atención y tratado con rapidez para evitar el contagio a otras especies de  animales o a las personas.

Este virus está afectando sobre todo a Estados Unidos

El ébola del conejito ya había sido detectado en Ohio, Estados Unidos en 2018 en conejos domesticados, y actualmente se ha manifestado con diferentes cepas matando a cientos de conejos y liebres, fue descubierto por el departamento de agricultura de Estados Unidos en Arizona, California, Colorado, Nevada, Nuevo México, Utah y Texas. Pero no es el único país, también ha sido detectado por la secretaría de Agricultura y desarrollo rural de México en siete regiones del norte de este país, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Sonora, Zacatecas afectando a más de 500 conejos, picas y liebres domésticos, de granjas y también a los salvajes.

El virus RHDV tipo 1 había aparecido por primera vez en China en 1984, y el RHDV tipo 2 en Francia en 2010, además de otros lugares como España en donde había afectado no solo a conejos sino también a murciélagos, los cuales son de suma importancia por ser depredadores de insectos, y que si no fueran parte de su alimentación se convertirían en plagas en muchas ciudades del mundo.

Síntomas y características del ébola del conejito

Este virus hemorrágico RHDV2 (RHD rabbit hemorrhagic desease,son siglas en inglés que significan enfermedad hemorrágica del conejo), se contagia por vía oral, nasal y parental, por lo que se puede contagiar por pelos, heces, orina y secreciones respiratorias, incluso si un insecto pica a un conejo infectado también puede contagiar el virus picando a otro animal sano, uno de los primeros síntomas es la falta de apetito y energía de los animales, aunque algunos mueren sin haber presentado ningún síntoma previo, solo con un hilo de sangre que les sale de la nariz, de ahí la designación de hemorrágico. Este virus afecta el hígado provocando una hepatitis, y el bazo, también puede afectar el corazón y los pulmones, con un período de incubación de tres días, en la etapa final causa hemorragia interna, tiene una alta mortalidad de entre el 70% y el 100%, es muy contagioso y resistente,  puede vivir a temperatura ambiente tres meses, una hora a 122°C, y no se muere por congelación, los animales que sobreviven siguen teniendo una  carga viral contagiosa por dos meses, por lo que se han sacrificado  animales sanos solo porque estuvieron cerca de los que murieron. Ya hay una vacuna para prevenir esta enfermedad, pero en estas regiones de Estados Unidos y México al ser una enfermedad no muy frecuente no estaban preparados para hacerle frente, y no cuentan con las dosis necesarias como sí ocurre en España por ejemplo, donde tuvieron el primer brote en 2011, y desde entonces se viene registrando este virus en todas las comunidades autónomas españolas tanto en animales domésticos como en animales salvajes. El ébola del conejito es un virus que hasta el momento solo ha afectado a especies a animales, pero con tantos virus que hay en el mundo causando muertes y enfermedades, es normal que cualquier rebrote de un virus cause preocupación.

Compartir: